Carta Nro. 3 - A mis padres.

(Por razones técnicas, dejaré la carta Nro. 2 para despues)

Papá, mamá. 

Hola.

Se me hace tremendamente dificil sentarme a escribirles una carta y es porque una sola no me bastaría para poderles decir el monton de cosas que debería decirles.

Empiezo por darle las gracias. Gracias por darme algo que mucha gente no tiene: Una familia, un hogar. Gracias porque este camino que llevo junto a ustedes ha sido de inexorable aprendizaje, porque yo soy quien soy por ustedes. Ustedes son mi verbo, mi figura. Cada vez que me veo al espejo, veo en mi pedazos de ustedes y eso me hace tremendamente feliz. Gracias porque no reconozco mi vida sin ustedes, porque hoy, ya una mujer adulta sigo aprendiendo. Gracias por haberme regañado en los momentos precisos, gracias por haber aguantado mi conducta y mi rebeldía, ahora que lo veo, no sé que hubiese sido de mi sin un par de personas que me pusieron los puntos sobre las íes. Gracias porque hoy me veo y todo esto es por ustedes.

Papá, gracias por amarme así, por tenerme paciencia y por ser el papá más amoroso del mundo, porque aun soy feliz dandote miles de abrazos y porque no me averguenzo de ti, porque he podido hasta *rumbear* contigo. Gracias papá, porque de todas las personas que conozco en el mundo, eres la persona que más admiro, mi guia, mi compañero, mi amigo bueno, mi consejero, eres mi mundo de amor y comprensión. 

Mamá, gracias por ser la mujer más hermosa que pueda conocer en el mundo, porque has sabido llevar una familia y has sabido soportar a una hija rebelde, porque si, siempre tienes la razón aunque te lleve la contraria, porque todo lo que has hecho es amarme y guiarme para que todo me salga bien, gracias mamá, porque aprendí tus mañas de ser como una scout, de andar siempre lista para la batalla, gracias por transferirme el gusto a la musica y por enseñarme a bailar y sobretodo mamá, porque cada vez que me dicen que soy una mujer linda, es gracias a ti, a pesar de que ni te lo imaginas.

Disculpenme las malas, padres. Les tocó rudo conmigo por lo rebelde que fui, y si, admito que en algún momento me dije: “La estas cagando con tus padres”, y fue así como decidí ser una persona sensata, ojalá (y creo que no) haya sido demasiado tarde para darme cuenta. Disculpenme las mentiras blancas de adolescente, que reconozco que a veces se extrapolan a la adultez, pero supongo que son cosas que uno a veces lleva para ir madurando con el tiempo. Disculpenme si soy aun demasiado terca o si a veces no doy mi brazo a torcer (mamá eso lo aprendí de ti).

(Ah, y disculpenme por todas las veces que me prestan dinero y se me olvida devolverselos)

Por ultimo queda pedirles paciencia para ambos, para ustedes mutuamente, pero sobre todo quiero pedirles que vean los últimos 26 años de sus vidas y me respondan si son felices, si es así, se entonces que no lo he hecho tan mal como hija (Y honestamente por las últimas conversaciones, estan felices)

Les pido padres, que por favor cuiden más de su salud, más más más mucho más de lo que lo hacen, (sobre todo tu papá, que comes más que una lima nueva) porque aunque suene egoista, quiero tenerlos conmigo para toda la vida.

(Ah y tambien les pido que por favor no me recuerden el hecho de que en algún momento de la vida van a estirar la pata, yo lo se y me frikea en cantidades industriales, gracias)

Y ya para finalizar solo me queda decirles que LOS AMO como a nadie en este mundo y que estoy feliz de tenerlos y de amarlos como los amo.

Gracias.

Yole.

3 notes
  1. chiguire said: :’-)
  2. yole posted this